Tratamientos de blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es el tratamiento de estética dental más utilizado en nuestros días. Un blanqueamiento dental correctamente realizado tiene como objetivo conseguir una sonrisa atractiva y natural, mejorando el aspecto de nuestros dientes que se van “apagando” por diversos factores. Lo que se logrará con el blanqueamiento será devolver la “luz” a la sonrisa.

Principales causas de manchas dentales

A medida que los dientes envejecen hay varios motivos por los que se van oscureciendo. La edad, el desgaste del esmalte dental, una mala alimentación, el consumo de tabaco, café, alcohol, té o bebidas azucaradas son los principales factores.

Tipos de blanqueamiento

Los tratamientos de blanqueamiento dental se utilizan para cambiar el tono de los dientes, consiguiendo un color más blanco y aportándoles luminosidad. En Clínica Dental Beatriz Abellás ofrecemos, fundamentalmente, dos métodos de blanqueamiento: blanqueamiento con luz y blanqueamiento con férulas.

  • Blanqueamiento con luz LED

Este tipo de blanqueamiento se realiza exclusivamente en la clínica, aplicando un gel especial y una luz LED que consiguen potenciar el efecto blanqueador. La ventaja de este tipo de blanqueamiento es su rapidez, ya que es suficiente con una sesión de corta duración, alrededor de una hora. El principal inconveniente es la frecuente aparición de sensibilidad dental, que en determinados casos puede llegar a ser muy intensa.

  • Blanqueamiento mediante férulas

En el caso del blanqueamiento utilizando férulas el primer paso es tomar registros de la boca del paciente para confeccionar las férulas. Son piezas muy finas que se pueden colocar en casa de manera cómoda y sencilla, simplemente rellenándolas con el gel blanqueador que se le proporciona previamente en la clínica. Para conseguir un buen efecto blanqueador las férulas tienen que utilizarse de 6 a 8 horas diarias, durante aproximadamente 4 semanas. Es un tratamiento más lento, sin embargo, permite controlar la aparición de la sensibilidad.

En aquellos casos en los que los dientes tienen un color muy oscuro se pueden combinar los dos tipos de blanqueamiento dental, para conseguir un mayor efecto blanqueador.

Durante la realización de los blanqueamientos es necesario tener determinadas precauciones como evitar el tabaco, determinados alimentos como arándanos, remolacha o frutas ácidas, o bebidas que puedan teñir los dientes, como café, vino tinto y refrescos con colorantes.

Ventajas de los blanqueamientos

Con los blanqueamientos dentales conseguiremos devolver la juventud a los dientes, que con el paso de los años van perdiendo color y adquiriendo un peor aspecto. Los tratamientos blanqueadores son seguros, indoloros y efectivos. Ninguno de ellos es más recomendable que el otro, simplemente dependerá de cada caso y de lo que se considere más conveniente tras realizar el diagnóstico. Si quieres volver a tener unos dientes blancos y perfectos, anímate a visitarnos y te asesoraremos para que lo consigas.

 

Importancia de la salud bucodental

En la actualidad, existen gran cantidad de estudios científicos que relacionan al menos 54 enfermedades sistémicas con las enfermedades periodontales. Existe una conexión entre lo que pasa en nuestra boca y el resto del organismo. Seguramente el vínculo entre la periodontitis y otras enfermedades generales, tendrá mucho que ver con la migración de bacterias del periodonto  a todo el organismo.

Enfermedades periodontales

La gingivitis es la forma leve de la enfermedad periodontal, en donde sólo la encía se ve afectada, con inflamación y sangrado. En la periodontitis, sin embargo, existe afectación del hueso y pérdida de soporte dental.

La periodontitis se manifiesta con sangrado de encías, recesión gingival, aumento de espacio entre los dientes, halitosis, pérdida de dientes…; esto produce problemas de masticación, pérdida de calidad de vida, problemas estéticos, ansiedad…

Todo esto tiene también consecuencias sistémicas relacionadas con la aparición y agravamiento de patología cardiovascular, respiratoria, diabetes  y sus  complicaciones asociadas: neuropatía, retinopatía…

Existen una mayor prevalencia de patologías ginecológicas como abortos, partos prematuros o neonatos con bajo peso, en personas con enfermedad periodontal. Las últimas investigaciones, relacionan la artritis reumatoide y la disfunción eréctil a bacterias exclusivas de la patología periodontal.

Aproximadamente un 10% de la población mundial padece de periodontitis. En España, 8 de cada 10 personas mayores de 35 años tiene algún tipo de afectación periodontal (gingivitis – periodontitis).

Como cualquier enfermedad, existen unos factores de riesgo, que favorecen la aparición y agravan la misma. La mala higiene y el tabaco se sitúan en lo alto de la pirámide. El estrés, alcohol y drogas, infecciones bacterianas, personas inmunodeprimidas y una predisposición genética influyen directamente en la periodontitis.

¿Qué podemos hacer?

La respuesta es sencilla. El trabajo en casa es lo más importante, la higiene diaria es el mejor y más efectivo rival frente a la enfermedad periodontal. Las revisiones periódicas en el odontólogo, mediante una exploración periodontal y estudio microbiológico de la flora oral, nos ayudará a prevenir y tratar de forma más específica. Una dieta equilibrada y evitar malos hábitos, como tabaco y alcohol, ayudarán a mantener una buena salud oral.