¿Cómo afecta el bruxismo a mi boca?

El bruxismo es una patología que provoca que se aprieten y rechinen los dientes al frotarse o deslizarse con intensidad. Se produce, generalmente, mientras dormimos y de manera inconsciente e involuntaria, por lo que no podemos controlarlo y no nos damos cuenta de que lo tenemos. De ahí la importancia de intervenir cuando detectamos que lo estemos sufriendo para intentar corregirlo.

Causas del bruxismo

Se calcula que más del 70% de la población española sufre bruxismo y en gran parte de los casos no tiene causas médicas aparentes, lo que hace aún más difícil su detección, ya que la persona que lo sufre no se da cuenta de ello. En otras ocasiones, el bruxismo se asocia a factores de riesgo como el estrés, la ansiedad, el consumo de tabaco y alcohol, trastornos del sueño como los ronquidos o la apnea, u otro tipo de trastornos neurológicos.

Tampoco se asocia necesariamente a una edad concreta; pese a que normalmente lo sufren los niños que más tarde dejarán de padecerlo, muchas personas comienzan a desarrollarlo en la etapa adulta y afecta por igual tanto a mujeres como a hombres.

Consecuencias sobre la salud

El bruxismo afecta especialmente a la boca, por eso muchas veces es el propio dentista el que detecta anomalías en la dentadura que indican un posible caso de bruxismo. Pero conlleva otro tipo de dolencias que dependerán siempre de la frecuencia y del grado de intensidad que se experimente.

. Daños dentales.

El problema del bruxismo ataca tanto a dientes como a encías, influyendo en el desgaste del esmalte dental, el astillado e incluso la rotura de las piezas dentales. También hace que aumente la sensibilidad de los dientes frente al frío y el calor.

. Dolores faciales.

Dado que los músculos que participan en la masticación son los que se ven afectados por el bruxismo, esto deriva en la inflamación del área de la mandíbula.

. Dolores de cabeza.

Las molestias y dolores de cabeza, de oídos e incluso de cuello suelen ir muy ligados al bruxismo. Esto se debe a que la fuerza que ejercen los músculos acaba produciendo alteraciones en otras

Tratamiento

El tratamiento más utilizado en casos de bruxismo son las férulas de descarga. Se trata de aparatos de resina que se crean a partir de unos moldes echa a medida para adaptarse a cada dentadura y que se recomienda que sea un odontólogo especialista quien la realice.

Aparte de emplear la férula, es necesario buscar la forma de reducir los hábitos que nos están provocando el bruxismo. Esto será beneficioso no solo mejorará la salud y calidad de vida del afectado, sino también de aquellos que le rodean y conviven con él.

 

Implantología dental

La implantología dental ha revolucionado por completo la odontología moderna y es una de las mejores opciones para solucionar la pérdida de piezas dentales. Los implantes dentales están compuestos por pequeñas piezas con forma de tornillo, que funcionan como sustitutos artificiales de las raíces de los dientes perdidos.

 ¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Los implantes dentales más comunes hoy en día son los endoóseos, que se colocan en los huesos maxilares o en los de la mandíbula. Pueden utilizarse diversos tratamientos en función de cada situación, como por ejemplo:

  • Implante dental unitario, para sustituir dientes individuales.
  • Puente sobre implantes dentales, para los casos de ausencia de varias piezas.
  • Prótesis fija sobre implantes dentales, para sustituir dentaduras completas.

El material más común para los implantes es el titanio. Además de ser un material que se caracteriza por su resistencia y durabilidad, también es biocompatible, es decir, es muy complicado que el organismo llegue a rechazarlo.

Existen numerosos tipos y marcas de implantes, pero los más comunes son los cónicos y los cilíndricos. A la hora de seleccionar un implante dental hay que tener en cuenta una serie de factores, dependiendo del estado de la boca de cada paciente y de sus necesidades. En nuestra clínica utilizamos los implantes de alta calidad, con un porcentaje de éxito del 98%.

¿Cómo se colocan los implantes?

Durante el procedimiento se diferencian dos etapas principales: la primera se corresponde con la cirugía, mediante la cual se introduce el implante en los huesos de la mandíbula o los maxilares; la segunda fase es la de oseointegración, necesaria para que los implantes se fusionen con el hueso y permitan llevar a cabo la colocación de la prótesis. Esta prótesis, denominada corona, es la que cubrirá el implante adaptando la forma de un diente. La osteointegración es fundamental, ya que durante esta etapa es cuando las células del hueso se adhieren por completo a la superficie del implante y se consigue que los nuevos dientes estén fijos y sean seguros.

Nuestros especialistas, con amplia experiencia en implantología dental, realizan un estudio previo de la situación del paciente, para determinar la complejidad de cada caso y seleccionar el tipo de implantes dentales más adecuados. La complejidad de la colocación del implante dependerá de varios factores, por ejemplo de la cantidad de implantes a colocar o de la forma del hueso donde se vaya a colocar el implante.

Existen varias técnicas de colocación de los distintos tipos de prótesis, como la quirúrgica y la implantología inmediata post-extracción. La primera se realiza mediante una incisión en la encía, que se levanta para poder acceder al tejido óseo, y posteriormente se procede a la colocación del implante. En el caso de la implantología dental inmediata post-extracción, consiste en la extracción del diente y en la colocación del implante en la misma sesión.

Ventajas de los implantes

Los implantes dentales conllevan varias ventajas. Una de las más importantes, a nivel estético, es que permiten una restauración total de la dentadura. Además, preservan y reducen el deterioro del hueso, dado que reducen la carga sobre los dientes.

Por otra parte, son más naturales y cómodas que las dentaduras postizas y su duración, con un mantenimiento adecuado, pueden llegar a superar los veinte años. A largo plazo, son una de las soluciones dentales más recomendadas para aquellos que necesiten recomponer su dentadura. Los implantes mejoran la calidad de vida del paciente, ya que permiten masticar todo tipo de alimentos sin tener que preocuparse por la inestabilidad de la prótesis ni tener que utilizar adhesivos dentales.

Puedes consultar nuestros precios poniéndote en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre cuál es el procedimiento que mejor se ajusta a tu caso.