causas-endodoncia

Causas más frecuentes que hacen necesaria una endodoncia

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite conservar la pieza dental, el hueso, la encía que lo rodea y su funcionalidad. Se realiza cuando existe una infección dental que afecta a parte o a la totalidad de la pulpa, que es el tejido blando que está en el interior del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz, conteniendo los vasos sanguíneos y los nervios. Mediante este tratamiento se extirpa la parte de la pulpa dental afectada, se rellena y se sella la cavidad.

Con la endodoncia se elimina el tejido infectado de la parte interior del diente y se sustituye por un material inerte de forma que se acaba con la infección y se insensibiliza el diente.

El objetivo es salvar la pieza dental siempre que sea posible y, para ello, son fundamentales los cuidados preventivos y las revisiones periódicas que permiten detectar a tiempo posibles problemas y minimizar los tratamientos. Entre las causas que hacen necesaria una endodoncia se encuentran principalmente las siguientes:

  • Caries profundas. Acaban por dañar el nervio y hacen que se infecte el diente.
  • Traumatismos. Al igual que la erosión y el desgaste produce el roce de los dientes entre sí y pueden acabar por lesionar la pulpa.
  • Infecciones varias.

Actualmente hay muchos avances en endodoncia que permiten llevar a cabo este tratamiento dental con un alto porcentaje de éxito, por esta razón, cuando el paciente se encuentra ante esta situación, debe acudir a un endodoncista capacitado para que le realice el tratamiento de endodoncia y le ayude a mantener su diente en boca.

Aunque es un tratamiento bastante común, la endodoncia es una técnica exigente y, para obtener los mejores resultados, es imprescindible que sea realizada por un endodoncista experto. En Clínica Dental Abellás contamos con profesionales expertos en esta técnica que te ofrecerán una atención y un diagnóstico personalizado aconsejándote sobre la opción más apropiada según tu situación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *