Importancia de la salud bucodental

En la actualidad, existen gran cantidad de estudios científicos que relacionan al menos 54 enfermedades sistémicas con las enfermedades periodontales. Existe una conexión entre lo que pasa en nuestra boca y el resto del organismo. Seguramente el vínculo entre la periodontitis y otras enfermedades generales, tendrá mucho que ver con la migración de bacterias del periodonto  a todo el organismo.

Enfermedades periodontales

La gingivitis es la forma leve de la enfermedad periodontal, en donde sólo la encía se ve afectada, con inflamación y sangrado. En la periodontitis, sin embargo, existe afectación del hueso y pérdida de soporte dental.

La periodontitis se manifiesta con sangrado de encías, recesión gingival, aumento de espacio entre los dientes, halitosis, pérdida de dientes…; esto produce problemas de masticación, pérdida de calidad de vida, problemas estéticos, ansiedad…

Todo esto tiene también consecuencias sistémicas relacionadas con la aparición y agravamiento de patología cardiovascular, respiratoria, diabetes  y sus  complicaciones asociadas: neuropatía, retinopatía…

Existen una mayor prevalencia de patologías ginecológicas como abortos, partos prematuros o neonatos con bajo peso, en personas con enfermedad periodontal. Las últimas investigaciones, relacionan la artritis reumatoide y la disfunción eréctil a bacterias exclusivas de la patología periodontal.

Aproximadamente un 10% de la población mundial padece de periodontitis. En España, 8 de cada 10 personas mayores de 35 años tiene algún tipo de afectación periodontal (gingivitis – periodontitis).

Como cualquier enfermedad, existen unos factores de riesgo, que favorecen la aparición y agravan la misma. La mala higiene y el tabaco se sitúan en lo alto de la pirámide. El estrés, alcohol y drogas, infecciones bacterianas, personas inmunodeprimidas y una predisposición genética influyen directamente en la periodontitis.

¿Qué podemos hacer?

La respuesta es sencilla. El trabajo en casa es lo más importante, la higiene diaria es el mejor y más efectivo rival frente a la enfermedad periodontal. Las revisiones periódicas en el odontólogo, mediante una exploración periodontal y estudio microbiológico de la flora oral, nos ayudará a prevenir y tratar de forma más específica. Una dieta equilibrada y evitar malos hábitos, como tabaco y alcohol, ayudarán a mantener una buena salud oral.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *