La importancia de los cuidados y del postoperatorio en los implantes dentales

Los implantes dentales son cada vez más habituales y la tasa de éxito en este tipo de tratamientos es cada vez más elevada gracias a las nuevas técnicas y tecnologías, y sobre todo, al uso de implantes de la máxima calidad que permiten obtener resultados predecibles con las precauciones y cuidados adecuados.

Así que tanto si estás valorando someterte a este tipo de tratamiento, o lo has hecho recientemente, te recomendamos leer estos sencillos consejos generales que contribuirán a que tu posoperatorio sea más llevadero. Pero recuerda: debe ser tu odontólogo quien plantee un tratamiento adaptado y específico.

1. Dieta

No se recomienda comer ni beber hasta pasadas dos horas tras la intervención. Además, después de la cirugía es recomendable seguir una dieta blanda y fría, evitando, asimismo, masticar encima de la zona intervenida. Por supuesto, y aunque la ingesta de líquido es recomendable, el alcohol queda terminantemente prohibido, así como el tabaco.

2. Enjuagues bucales

No te enjuagues la boca ni escupas inmediatamente después de la intervención. Esto puede destruir el coágulo o afectar a los puntos de sutura y producirte más sangrado. A partir del día siguiente a la colocación del implante, sí podrás enjuagar suavemente la cavidad oral con un colutorio prescrito por tu dentista.

3. Sangrado

Frecuentemente la cirugía provoca un sangrado que puede prolongarse durante las 24-48 horas posteriores. Para ayudar a controlarlo, coloca una gasa sobre la zona sangrante, muérdela para mantenerla en su sitio y cámbiala cuando sea necesario. Si el sangrado persiste, es recomendable el reposo, evitando cualquier actividad física. Asimismo, la primera noche es aconsejable dormir parcialmente elevados, manteniendo la cabeza erguida para evitar sustos y posibles complicaciones.

4. Inflamación

Es habitual que la zona de la intervención permanezca inflamada durante las 24/48 horas posteriores. Para aliviar la hinchazón es recomendable aplicar una compresa fría con una ligera presión en la zona afectada. El uso de hielo, aunque resulta útil, puede causar quemaduras en la piel tras una exposición prolongada. Por ello, de usarlo, debemos aplicarlo en intervalos de 10 minutos para, posteriormente, descansar durante el mismo periodo de tiempo.
Si pasadas 72 horas observamos que la inflamación no disminuye, deberemos ponernos en contacto con el profesional que ha realizado la intervención para informarle de la situación.

5. Ejercicio físico

El día de la cirugía es importante que descanses lo máximo posible. Asimismo, te recomendamos suspender la práctica deportiva durante una semana para evitar complicaciones posteriores relacionadas con el sangrado, el dolor o la inflamación.

6. Medicación

Será el doctor quién deberá prescribirnos el tipo y duración del tratamiento tras la intervención. Por norma general, el implantólogo recomienda medicación analgésica, antiinflamatoria y antibiótica tanto para combatir el dolor y la inflamación como para prevenir la infección.

7. El tabaco

El tabaco es un factor que determina el éxito de los implantes tanto a corto como a largo plazo. Esto no significa que las personas fumadoras no puedan someterse a implantes dentales, sin embargo, el riesgo de padecer complicaciones es más elevado en este grupo, ya que el humo irrita los tejidos, retrasa el proceso de cicatrización y puede aumentar el riesgo de infecciones. Por ello, es recomendable suspender su consumo tanto antes como después de la cirugía o bien, reducirlo al máximo.

8. Cepillado de los dientes e higiene bucodental

El cepillado que realices deberá evitar la zona de la boca intervenida. Junto al cepillado, deberás completar tu rutina de limpieza bucodental con la seda y los cepillos interdentales, aunque este último no podrás usarlo en la zona cercana al implante hasta un mes después de la intervención. En la zona intervenida deberás usar los enjuagues prescritos por el odontólogo para mantener la herida limpia. Una correcta higiene bucal es fundamental para conseguir implantes duraderos.

9. Seguimiento y revisión

Para garantizar el éxito de la intervención a largo plazo, es fundamental cumplir con el calendario de revisiones establecido por el implantólogo. La frecuencia de estas revisiones será dictada por el cirujano responsable de la intervención.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *