Ven a tu dentista: Clínica Dental Beatriz Abellás

Porqué ir al dentista por lo menos una vez al año

Llegó el otoño y la vuelta a la rutina. El fin del verano es un momento perfecto para realizar nuestra visita anual al dentista y poner la boca a punto para el nuevo curso. Porque en contra de lo que muchos piensan, no solo debemos acudir a una clínica dental cuando tenemos dolores o cualquier otro síntoma. ¡Una revisión a tiempo puede prevenir patologías y otras complicaciones!

¿Qué hacemos durante una revisión bucal?

En las revisiones odontológicas examinamos el estado de la cavidad bucal – mucosa oral, encías, paladar, dientes y lengua- y la estructura dental, comprobando que no exista ningún síntoma de enfermedades bucodentales.
Durante nuestra visita, es probable que el dentista examine nuestra cara, el estado de la mordida, la saliva y el movimiento de la articulación temporomandibular y compruebe si existe presencia de cualquier patología o anomalía como, por ejemplo, caries, erosión, coloración, desgaste por una maloclusión o bruxismoo bolsas periodontales.

Más vale prevenir que curar

Que no padezcamos dolor no significa que nuestra boca esté sana. En la mayoría de las ocasiones, los primeros estadios de las lesiones dentales pasan desapercibidos para el paciente. Sin embargo, este es el mejor momento para que el odontólogo intervenga y evite tratamientos más complejos, costosos y agresivos. A menudo, la ausencia de un tratamiento temprano puede desembocar en la pérdida de dientes u obligar a realizar endodoncias, extracciones o prótesis. Asimismo, este tipo de visitas permite la detección temprana de dolencias y enfermedades más graves, tales como el cáncer de boca.

A propósito de este último, recientemente el Consejo General del Colegios de Dentistas de España publicaba que el 85% de los casos de cáncer oral se diagnostican de forma tardía.

¿Con qué frecuencia debo realizar una revisión bucodental?

El mantenimiento de una buena salud bucodental a lo largo de toda la vida tiene tres pilares: buena higiene bucal diaria, una dieta saludable y la visita regular a tu dentista. Una buena higiene es necesaria para evitar enfermedades, pero sin el apoyo periódico de un odontólogo, no es posible garantizar la ausencia de problemas dentales.
Dependerá por tanto de factores como la dieta, la higiene o incluso la genética. Las personas con una salud bucodental excelente solo necesitarán realizar una revisión cada año. Sin embargo, aquellas propensas a padecer caries o enfermedades de las encías, los niños o grupos de población de riesgo, como fumadores, embarazadas, personas con diabetes o enfermedades periodontales, es probable que deban acudir más de dos veces al año. De todos modos, debe ser el odontólogo, después de la primera revisión, quien nos dé una fecha aproximada para la siguiente visita.

Si todavía no has realizado una revisión bucodental este año, pídenos ahora tu cita. ¡Porque una revisión a tiempo puede evitar problemas mayores!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *