Tratamientos de blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es el tratamiento de estética dental más utilizado en nuestros días. Un blanqueamiento dental correctamente realizado tiene como objetivo conseguir una sonrisa atractiva y natural, mejorando el aspecto de nuestros dientes que se van “apagando” por diversos factores. Lo que se logrará con el blanqueamiento será devolver la “luz” a la sonrisa.

Principales causas de manchas dentales

A medida que los dientes envejecen hay varios motivos por los que se van oscureciendo. La edad, el desgaste del esmalte dental, una mala alimentación, el consumo de tabaco, café, alcohol, té o bebidas azucaradas son los principales factores.

Tipos de blanqueamiento

Los tratamientos de blanqueamiento dental se utilizan para cambiar el tono de los dientes, consiguiendo un color más blanco y aportándoles luminosidad. En Clínica Dental Beatriz Abellás ofrecemos, fundamentalmente, dos métodos de blanqueamiento: blanqueamiento con luz y blanqueamiento con férulas.

  • Blanqueamiento con luz LED

Este tipo de blanqueamiento se realiza exclusivamente en la clínica, aplicando un gel especial y una luz LED que consiguen potenciar el efecto blanqueador. La ventaja de este tipo de blanqueamiento es su rapidez, ya que es suficiente con una sesión de corta duración, alrededor de una hora. El principal inconveniente es la frecuente aparición de sensibilidad dental, que en determinados casos puede llegar a ser muy intensa.

  • Blanqueamiento mediante férulas

En el caso del blanqueamiento utilizando férulas el primer paso es tomar registros de la boca del paciente para confeccionar las férulas. Son piezas muy finas que se pueden colocar en casa de manera cómoda y sencilla, simplemente rellenándolas con el gel blanqueador que se le proporciona previamente en la clínica. Para conseguir un buen efecto blanqueador las férulas tienen que utilizarse de 6 a 8 horas diarias, durante aproximadamente 4 semanas. Es un tratamiento más lento, sin embargo, permite controlar la aparición de la sensibilidad.

En aquellos casos en los que los dientes tienen un color muy oscuro se pueden combinar los dos tipos de blanqueamiento dental, para conseguir un mayor efecto blanqueador.

Durante la realización de los blanqueamientos es necesario tener determinadas precauciones como evitar el tabaco, determinados alimentos como arándanos, remolacha o frutas ácidas, o bebidas que puedan teñir los dientes, como café, vino tinto y refrescos con colorantes.

Ventajas de los blanqueamientos

Con los blanqueamientos dentales conseguiremos devolver la juventud a los dientes, que con el paso de los años van perdiendo color y adquiriendo un peor aspecto. Los tratamientos blanqueadores son seguros, indoloros y efectivos. Ninguno de ellos es más recomendable que el otro, simplemente dependerá de cada caso y de lo que se considere más conveniente tras realizar el diagnóstico. Si quieres volver a tener unos dientes blancos y perfectos, anímate a visitarnos y te asesoraremos para que lo consigas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *